Publicidad

miércoles, 12 de diciembre de 2018

JÓVENES BOLIVIANOS PARTIRÁN DE VOLUNTARIOS A ALEMANIA

JÓVENES BOLIVIANOS PARTIRÁN DE VOLUNTARIOS A ALEMANIA



El próximo año 2019, nueve jóvenes voluntarios de distintos lugares de Bolivia partirán hacia Tréveris y Hildesheim, con el fin de realizar un voluntariado en obras y proyectos de la Iglesia en Alemania.

Los voluntarios iniciaron el segundo “Seminario de preparación” con un almuerzo el día viernes 30 de noviembre, en ambientes de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), acompañados por el Cardenal de Bolivia, Mons. Toribio Porco Ticona, Mons. Edmundo Abastoflor, Arzobispo de La Paz, Mons. Aurelio Pesoa, Obispo Auxiliar de La Paz y Secretario General de la CEB y miembros de la Comisión de Hermandad, todos ellos dirigieron algunas palabras de aliento a los voluntarios y algunos consejos para vivir esta experiencia lo mejor posible.

A su vez los voluntarios compartieron sobre los servicios pastorales que cumplen en sus diócesis, las motivaciones que tuvieron para realizar este voluntariado y sus expectativas por este año de voluntariado.

Marcos Casas Gutiérrez, María Laura Agramont Fuentes, Willma Duran Salazar, Vannia Andrea Alcocer Coca y Juan Pablo Flores Porcel, realizaran su voluntariado en Tréveris y Verónica Nicole Noriega Benavides, Jorge Luis Ruiz, Iván Leonardo Alba Becerra en Hildesheim.

SEMANA DE LA FAMILIA

SEMANA DE LA FAMILIA



Del 9 al 16 de diciembre, la Iglesia de Bolivia celebra la Semana de la Familia con el lema: “Desde el Evangelio de la Familia, misioneros de la alegría y la vida”, Mario Ríos, Responsable de la Sección de Pastoral Familiar en la Conferencia Episcopal Boliviana, comparte todo acerca de esta iniciativa y extiende la invitación para permanecer unidos en oración por las familias bolivianas.


Los Obispos de Bolivia anunciaron en la Asamblea del año 2016, “La Semana de la Familia”, el mismo se celebra la segunda semana de Adviento de cada año, “este tiempo de Adviento pensado como un espacio privilegiado para meternos de lleno en el misterio del amor de Dios, que quiso involucrarse en nuestra historia y lo hizo formando parte de una familia, la de Nazaret, con María y José como protagonistas. Un tiempo para orar y reflexionar sobre la familia y muy en particular sobre nuestra propia familia”, escribió el entonces obispo responsable de la Pastoral Familiar en la Conferencia Episcopal de Bolivia, monseñor Braulio Sáez García.

Ríos, destacó la importancia de esta semana de la familia para la Iglesia y para la sociedad, este año 2018 la semana se celebra del 9 al 16 de diciembre con el lema: “Desde el Evangelio de la Familia, misioneros de la alegría y de la vida” , en el que se quiere acentuar el compromiso de ser misioneros de la familia y de la vida.

Las jurisdicciones de Bolivia se han preparado durante todo el año con catequesis familiares y esta semana en particular se realizan varias actividades como talleres de reflexión, posadas, novenas y otros, según la jurisdicción, invitando a toda la comunidad eclesial a reflexionar como familia y en torno a ella.

Fuente: Iglesiaviva.net

miércoles, 5 de diciembre de 2018

COMUNICADO DE LA C.E.B.

COMUNICADO DE LA C.E.B.


SOBRE LA RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL

La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana, ante la Resolución del Tribunal Supremo Electoral de las últimas horas, reafirma su defensa de los principios democráticos fundamentales y de la voluntad popular expresada en el referéndum de febrero de 2016, puesto que sólo una auténtica democracia puede garantizar: “la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre y la asunción del bien común como fin y criterio regulador de la vida política” (Cf. Compendio DSI N° 407).


Con esta resolución el TSE no ha actuado como poder autónomo, poniendo en duda las bases de la democracia y abriendo un futuro incierto para los bolivianos. Los Obispos de Bolivia, en nuestro Mensaje al Pueblo de Dios al término de la última Asamblea Plenaria en noviembre pasado, expresamos: “ante intentos de ignorar y manipular la voluntad del pueblo y las normas constitucionales, es indispensable que se respete de parte de todos el proceso democrático que tantos esfuerzos y vidas humanas ha costado, pilares de la convivencia armónica y fraterna. Sólo así tendremos una Bolivia democrática, libre, justa y en paz”.

De cara a las movilizaciones y medidas de protesta que se anuncian para los próximos días, llamamos que éstas se desarrollen en forma pacífica, sin confrontaciones, descalificaciones ni actitudes violentas.

Que el Señor de la Historia, a quien nos aprestamos a recibir en la próxima Navidad, ilumine el presente y futuro de nuestra patria.

Secretaría General de la

Conferencia Episcopal Boliviana

La Paz, 5 de diciembre de 2018

martes, 13 de noviembre de 2018

VIDEO MENSAJE DE LOS OBISPOS DE BOLIVIA

VIDEO MENSAJE DE LOS OBISPOS DE BOLIVIA


Los obispos, reunidos en la 105 Asamblea de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), los Señora Obispos han querido saludar al pueblo de Dios que peregrina en Bolivia con afecto y espíritu de servicio evangélico, y queremos compartir nuestra experiencia de profunda comunión, oración y búsqueda en la misión de pastores. YO SOY EL CAMINO es el título de su mensaje para la Iglesia en Bolivia experimenta siempre la presencia del Espíritu Santo, que ha impulsado el seguir a Jesús “camino, verdad y vida”, de la mano de nuestra gente y en plena comunión con el Santo Padre, el papa Francisco. De modo particular, este año ha sido un tiempo de gracia por todos los acontecimientos que hemos vivido, manifestaciones de un Dios que camina con su pueblo.

MENSAJE AL PUEBLO DE DIOS DE LOS OBISPOS DE BOLIVIA

MENSAJE AL PUEBLO DE DIOS DE LOS OBISPOS DE BOLIVIA

“Yo soy el camino, la verdad y la vida” (jn 14, 6) Mensaje de la Conferencia Episcopal Boliviana

Los obispos, reunidos en la CV Asamblea de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), saludamos al pueblo de Dios que peregrina en Bolivia con afecto y espíritu de servicio evangélico, y queremos compartir nuestra experiencia de profunda comunión, oración y búsqueda en la misión de pastores.
YO SOY EL CAMINO

La Iglesia en Bolivia experimenta siempre la presencia del Espíritu Santo, que ha impulsado el seguir a Jesús “camino, verdad y vida”, de la mano de nuestra gente y en plena comunión con el Santo Padre, el papa Francisco. De modo particular, este año ha sido un tiempo de gracia por todos los acontecimientos que hemos vivido, manifestaciones de un Dios que camina con su pueblo.
La alegría de contar con un Cardenal

Hemos sentido la mirada fraterna de nuestro Papa Francisco, por haberse fijado en un hijo de esta tierra, nombrando Cardenal a Mons. Toribio Ticona, hermano nuestro y miembro de la Conferencia Episcopal, pastor sencillo y humilde. Su elección, además del aprecio del Papa a su persona, es un reconocimiento a la opción que, como Iglesia, hemos hecho de trabajar por y con los pobres y los últimos.
Congreso Americano Misionero

El acontecimiento del 5° Congreso Americano Misionero, realizado en Santa Cruz de la Sierra donde delegados de todos los países de América se han reunido, ha significado un gran impulso a nuestra vocación misionera. Este don está trayendo frutos, suscitando mayor compromiso profético, misionero y reconciliador en la tarea de vivir en nuestras Iglesias Locales el lema: “El evangelio es alegría, ¡Anúncialo!”
Sínodo de los jóvenes

Con esperanza y atención hemos acompañado de cerca la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en el que participaron dos hermanos nuestros, y que bajo el tema: “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” ha reafirmado la opción de trabajar con y para los jóvenes. Estamos conscientes que la juventud es el presente y futuro de nuestra Iglesia y de la sociedad. Sepan, queridos jóvenes, que contamos con ustedes, para que desde sus iniciativas y creatividad podamos juntos trasformar nuestra sociedad, haciendo cada día más presentes la justicia, el amor y la solidaridad del Reino de Dios. “La Iglesia les necesita y ustedes necesitan de la Iglesia”.
Una santa para Bolivia

La canonización de la Beata Nazaria Ignacia, una mujer que descubrió el camino de la santidad sirviendo a los más pobres en Bolivia, es un hecho que debe suscitar en todos, no sólo alegría y entusiasmo, sino, sobre todo, el compromiso de buscar caminos de santidad desde la realidad que vivimos; por eso, con el Papa Francisco, les decimos: “Todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra.”(GE 14). Santa Nazaria Ignacia nos mueve a hacer realidad con gozo y entusiasmo su lema “¡Adelante, siempre adelante, sin miedos y cobardías!”
YO SOY LA VERDAD

En este camino, que todos unidos recorremos tras las huellas de Jesús, estamos urgidos por Él a anunciar y testimoniar el reinado de Dios en todos los sectores de la sociedad, los ámbitos de la realidad y las circunstancias de la vida, porque nada es ajeno al Evangelio.
La Buena Noticia

Evangelizar es sencillamente cumplir con el mandado del Señor: “Vayan y anuncien el evangelio a todo el mundo” (Mc 16, 15), es nuestra misión y nuestra única preocupación. No hay ninguna otra intención ni intereses de ningún tipo, s{olo cumplir fielmente la Palabra de Jesús y dar a conocer los principios y valores del Evangelio que son los verdaderos valores humanos, con miras al bien de las personas y del pueblo.
Comunicar la verdad

“La verdad los hará libres” (Jn 8, 32) son otras palabras de Cristo que nos llevan a mirar, con realismo y sin miedo, a los problemas que afectan nuestra realidad, la manera más acertada para poder solucionarlos.

Concretamente, en el contexto actual, caracterizado por una tempranera campaña electoral, se recure incluso a falsas noticias, mentiras y calumnias en los medios de comunicación, tanto virtuales como tradicionales, con la finalidad de manipular e influenciar a la opinión pública para alcanzar objetivos encubiertos. El Papa Francisco en el mensaje de la Jornada de la Comunicación social 2018 nos decía: “El drama de la desinformación es el desacreditar al otro, el presentarlo como enemigo, hasta llegar a la demonización que favorece los conflictos. Las noticias falsas revelan así la presencia de actitudes intolerantes e hipersensibles al mismo tiempo, con el único resultado de extender el peligro de la arrogancia y el odio. A esto conduce, en último análisis, la falsedad”. Hace falta que todos aportemos a un proceso sincero y transparente, buscando la objetividad de los hechos, poniendo en primer lugar el bien común y lo que nos une, desechando todo lo que aísla, divide, contrapone y confronta, porque la verdad brota de relaciones libres entre las personas, en el respeto, escucha recíproca y el diálogo sincero.
Libertad de pensamiento y de expresión

En este esfuerzo para buscar la verdad, como afirmaba nuestro Presidente de la CEB en su saludo a la Asamblea, es imperativo velar y respetar la dignidad de toda persona, su libertad de pensamiento y de expresión, dejando actitudes que de alguna manera puedan coartar estos derechos inalienables. En la misma línea, ante intentos de ignorar y manipular la voluntad del pueblo y las normas constitucionales, es indispensable que se respete de parte de todos el proceso democrático que tantos esfuerzos y vidas humanas ha costado, pilares de la convivencia armónica y fraterna. Sólo así tendremos una Bolivia democrática, libre, justa y en paz.
YO SOY LA VIDA

Jesús es la vida, el autor de la vida que la ha entregado para que todos tengamos vida plena en Él. En nuestra sociedad hay muchos atentados y amenazas a la vida, señalamos éstos.
Economía al servicio de la persona

Se conocen siempre más estudios y noticias de una desaceleración económica de América Latina y de nuestro país que provoca la pérdida de puestos de trabajo, el retorno a la pobreza de personas y grupos más vulnerables y será preocupación en la ciudadanía. Para despejar toda duda y desconfianza, instamos a quienes corresponde a proporcionar una información verídica y trasparente de la situación real de la economía, del trabajo, de los recursos naturales, de las proyecciones y de las medidas a tomar en lo inmediato, a mediano y largo plazo.

Recordamos que los principios del Evangelio indican que, por encima de la economía, las finanzas y otros intereses, está la persona humana en particular los más pobres y marginados. Esto implica, en primer lugar, medir los gastos públicos e implementar políticas que garanticen el desarrollo integral y la dignidad de las personas, la defensa de la vida, la libertad y los derechos básicos: salud, educación, trabajo digno y vivienda.
Nuestra hermana Madre Tierra

Nos preparamos para participar activamente en el nuevo Sínodo convocado por el Papa Francisco en octubre de 2019 con el lema: “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”, promoviendo el cuidado de la casa común. Regiones de nuestro país son parte de la cuenca amazónica, habitadas por los pueblos originarios de tierras bajas que, ante el avance de la desforestación incontrolada, de la depredación y destrucción de su hábitat, claman por conservar su estilo de vida, sus costumbres, su cultura, su territorio en armonía con la Madre Tierra: ¡Que este nombre no quede como slogan vacío!

El Papa Francisco en su profética Encíclica “Laudato Si” nos recuerda: “Dios nos ha unido tan estrechamente al mundo que nos rodea, que la desertificación del suelo es como una enfermedad para cada uno, y podemos lamentar la extinción de una especie como si fuera una mutilación.”(89) Estas palabras nos interpelan y desafían a todos y nadie puede quedar indiferente a actuar desde la “conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal”. (220)
Adviento y familia

Se acerca el Adviento, preparación al Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, y en este tiempo celebramos en Bolivia la semana de la Familia, acontecimiento que nos invita a mirar a la Familia de Nazaret como modelo para toda familia humana. Familia abierta a la Palabra y al Proyecto de amor de Dios, que valora y se enriquece de la diversidad de sus miembros formando una comunidad de vida y amor.
Conclusión

El modelo que Dios propone para la familia vale también para la sociedad. Que la Virgen María, en este tiempo de Adviento, nos acompañe en el compromiso por la reconciliación y la unidad en nuestro país, con la mirada puesta en su hijo Jesús “camino, verdad y vida” que se encarnó para que nosotros tengamos vida, y vida en abundancia.

Cochabamba, 13 de noviembre 2018

Los obispos en Bolivia

jueves, 8 de noviembre de 2018

105 ASAMBLEA DE OBISPOS DE BOLIVIA

105 ASAMBLEA DE OBISPOS DE BOLIVIA



Así lo ha explicado Mons. Angelo Accatino,Nuncio Apostólico en Bolivia, en el saludo inaugural de la Centésima Quinta Asamblea de los Obispos de Bolivia, que inició hoy jueves 8 de noviembre y se prolongará hasta el próximo 13 de noviembre.

En Nuncio Apostólico, destacó que el hecho de tener reunidos a los Obispos en esta CV Asamblea, permite a los mismos invocar las luces del Espíritu Santo para no desviar el camino y estar siempre al servicio de la Evangelización.

En la oportunidad hizo hincapié en la Sinodalidad de la Iglesia, atestiguando que esta Asamblea es un momento para “afianzar y consolidar este «deporte espiritual» que implica ir como comunidad hacia Dios, pidiendo para ello humildemente las luces del Espíritu Santo, orando y trabajando juntos, teniendo como meta la propia santidad y la de quienes conforman el rebaño del Señor, dispuestos a dialogar y colaborar para el bien y el progreso de la Iglesia y de la sociedad boliviana”.

La Sinodalidad de la Iglesia

La Iglesia tiene como nombre «Sínodo», según la hermosa fórmula de san Juan Crisóstomo (In Psalmos, 149,1). Por tanto Iglesia es un nombre que está por Sínodo y Sínodo es un nombre que está por Iglesia. Y la «sinodalidad» es la «dimensión constitutiva de la Iglesia», según expresión del Papa Francisco, la cual nos ofrece «el marco interpretativo más adecuado para comprender el mismo ministerio jerárquico» (Discurso en el quincuagésimo aniversario de creación del Sínodo de los Obispos, 17 de octubre de 2015). Es por ello que desde el inicio de su ministerio petrino, el Papa Francisco ha dado una especial atención al Sínodo de los Obispos, confiado en que éste podrá, como ya ha abierto la posibilidad, dar voz a todo el Pueblo de Dios, no solo mediante sus Obispos, sino involucrando a todas las condiciones de vida presentes en la Iglesia, la cual está llamada siempre más a un camino sinodal. Él, desde el inicio de su Pontificado ha entendido valorar el Sínodo, que constituye una de las herencias más preciosas del Concilio Vaticano II. Es éste el impulso que el Papa Francisco ha dado y da al término “sinodalidad”, que es «el camino que Dios se espera de la Iglesia del tercer milenio», tal como lo manifestó en el citado discurso del 17 de octubre de 2015. Se trata del Pueblo de Dios, cuyos miembros caminan juntos, en la pluralidad de sus carismas y de sus ministerios y favorecidos por la variedad de vocaciones, todas al servicio del bien común.

La sinodalidad evoca así a la Iglesia como Pueblo de Dios en camino y asamblea convocada por el Señor. En la Iglesia, por lo tanto, se camina juntos para dar cumplimiento al proyecto de Dios y para evangelizar dando testimonio de unidad.

Este proceso incluye el hecho de estar también juntos en asamblea, invocando las luces del Espíritu Santo para no desviar del camino y para estar siempre al servicio de la evangelización. En esta preciosa línea pastoral, el Papa Francisco nos ha regalado la Constitución Apostólica Episcopalis communio, precisamente sobre el Sínodo de los Obispos. Todas las normas en ella contenidas no hacen sino afianzar que la Iglesia es constitutivamente sinodal. En ella se evidencian nítidamente los tres pasos de ese caminar juntos: el primero tiene su inicio en la escucha del Pueblo de Dios, luego en la escucha de los Pastores del Pueblo de Dios y, finalmente, en la escucha del Vicario de Cristo, Pastor y Doctor de todos los cristianos. Todos a la escucha de Dios. Punto que fue resaltado últimamente por el Papa Francisco con estas palabras: «La perspectiva de una Iglesia sinodal y de la Palabra, requiere el valor de escucharse recíprocamente pero sobre todo de escuchar la Palabra del Señor» (Piazza Armerina, 15 de septiembre de 2018).

La sinodalidad está también presente en el camino ecuménico resaltado por el Papa Francisco, que habían empezado y continuado sus Predecesores, a fin de llegar a la plena y visible unidad de una Iglesia que camina con Cristo a la Cabeza. En la nona Congregación general del reciente Sínodo de los Obispos, el director del Methodist ecumenical office, ha dejado oír un apasionado llamamiento a caminar, orar y trabajar juntos apuntando a la santidad, reforzando diálogo y colaboración comunes.

La Asamblea que hoy se abre para esta Iglesia en Bolivia, es momento propicio para afianzar y consolidar este «deporte espiritual» que implica ir como comunidad hacia Dios, pidiendo para ello humildemente las luces del Espíritu Santo, orando y trabajando juntos, teniendo como meta la propia santidad y la de quienes conforman el rebaño del Señor, dispuestos a dialogar y colaborar para el bien y el progreso de la Iglesia y de la sociedad boliviana.

Esto es ejercer la sinodalidad, esto es hacer parte de una Iglesia sinodal, donde no se cuestiona el principio de autoridad, que no deja, por gracia de Dios, de ser un servicio a los demás hermanos y hermanas en El Señor, sino donde cada uno, a partir del papel que le compete, a largo, mediano o corto plazo, ofrece su contribución con sentimientos de respeto mutuo y fraternidad, todos a la búsqueda de un superior bien común. Es exactamente lo que acaba de pasar en la Decimoquinta Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en el Vaticano, el pasado mes de octubre, centrado en el mundo de los jóvenes y sus desafíos.

Fuente: Iglesiaviva.neet

lunes, 8 de octubre de 2018

OBISPO DELEGADO COMPARTE EL MENSAJE DE LOS JÓVENES BOLIVIANOS

OBISPO DELEGADO COMPARTE EL MENSAJE DE LOS JÓVENES BOLIVIANOS


El delegado de la Iglesia boliviana en el Sínodo de los Obispos, Mons. Stanislaw Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra, habla para Vatican News sobre el mensaje que ha traído al Sínodo de parte de los jóvenes del país sudamericano.

Mons. Stanislaw Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, “polaco de nacimiento pero boliviano de corazón” como él mismo se define, trabaja desde hace 33 años como misionero franciscano conventual en Bolivia en la Iglesia de Santa Cruz de la Sierra, donde además es, desde hace 17 años, el Obispo Auxiliar, nombrado por el Papa San Juan Pablo II. Con Mons. Jorge Saldías, Obispo Auxiliar de la Paz, han sido elegidos por la Conferencia Episcopal Boliviana como delegados para el Sínodo de los Obispos sobre "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

Entrevistado por nuestra colega Beata Zajaczkowska de la redacción polaca de Vatican News, Mons. Dowlaszewicz habla de las esperanzas de los jóvenes bolivianos y de la importancia de formar “jóvenes líderes evangelizadores”.
La Iglesia debe ser lugar privilegiado para los jóvenes

“Estamos aquí trabajando duro, pero muy contentos porque nos hemos encontrado con la Iglesia Universal, la Iglesia Católica – comienza diciendo el prelado. Y tenemos la gran preocupación de que los jóvenes encuentren en la Iglesia un lugar privilegiado, un lugar especial donde puedan encontrar a Cristo, que lo encontramos ahí, cuando estamos caminando, cuando se está en movimiento, cuando estamos en salida”.
La juventud, bendición para la Iglesia

El Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra explica cuál es su misión en el Sínodo: transmitir lo que la juventud boliviana le ha pedido.

“Ellos pidieron que yo sea su portavoz, no que yo exprese mi visión de la Iglesia sino que yo diga lo que ellos quieren que la Iglesia sea para el mundo de hoy y para ellos: un lugar donde ellos mismos van a poder vivir plenamente su compromiso bautismal de ser cristianos y católicos de vida y testimonio. Por eso, transmito también lo que ellos piden: que nosotros los pastores cambiemos nuestra manera de ver la juventud, que no es una carga sino que es una bendición para la Iglesia. La juventud con su entusiasmo, con su idealismo, enriquece a la Iglesia pero también nos recuerda que la juventud de hoy tiene derecho a equivocarse, de cometer errores y que también quiere sentirse después perdonada, acogida, como lo hacía Jesús. Por eso, piden que nuestras parroquias sean espacios donde ellos puedan sentir que es 'su casa', que no es la calle, sino la parroquia, la casa religiosa donde ellos se pueden encontrar".
El deseo de los jóvenes de ser “verdaderos evangelizadores”

"Hablando de la familia, los mismos jóvenes subrayan que ellos quieren ser verdaderamente evangelizadores – explica Mons. Dowlaszewicz – primero, en sus familias, y luego de sus compañeros, porque ellos están ahí donde el joven de hoy, donde la mayoría de la juventud se encuentra: en las plazas, las calles, las canchas, las universidades, los colegios, los lugares de trabajo... Por eso, son ellos los que quieren evangelizar a los demás, quieren transmitir ese idealismo suyo, donde verdaderamente el joven se siente llamado por Jesús a transformar el mundo que lo rodea y donde el joven es el centro de este mundo”.
Formar nuevos “líderes evangelizadores”

En la entrevista, Mons. Estanislado propone "que en nuestras Iglesias nacionales, locales, en las parroquias, se haga un gran esfuerzo para formar a los "nuevos líderes", "líderes evangelizadores”. "Dediquémonos a formar a los líderes – exhorta - el mismo joven como líder evangeliza al otro joven. Porque ésta es la Iglesia de los jóvenes. Ellos viven, entran y quieren experimentar la presencia de Dios pero en salida, como pide el Papa Francisco. Y los jovenes que nos acompañan - que son 36, de diversas partes del mundo - lo demuestran: si están aprobando nuestras presentaciones aplauden, si no es así, se quedan callados y no expresan nada".
En el Sínodo, el Espíritu Santo actúa a través de los jóvenes

“Pienso que el Sínodo de los Obispos que vivimos ahora, es un espacio donde verdaderamente el Espíritu Santo actúa de una manera joven a través de los jóvenes”, prosigue el Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra. Y denota cómo a veces, “puede ser que nosotros hayamos encerrado al Espíritu Santo en nuestros esquemas, en los papeles, en los documentos, pero siempre, no lo olvidemos, el Espíritu Santo encontrará un espacio para ‘salir’ de esto. Y creo que este espacio que Él ha encontrado perfectamente es este Sínodo con los jóvenes, porque los jóvenes siempre reflejan que Jesús, con su rostro, siempre es joven, como ha recordado el Papa Francisco en la misa inaugural, recordando las palabras del Papa Pablo VI que será canonizado el próximo domingo.

Obispos no actúen como barreras al Espíritu Santo

“Nosotros los Obispos – concluye Mons. Dowlaszewicz – no podemos ser las barreras opositoras al Espíritu Santo que otra vez demuestra que es Él quien mueve todo lo que es la Iglesia de hoy”.