Publicidad

lunes, 8 de octubre de 2018

OBISPO DELEGADO COMPARTE EL MENSAJE DE LOS JÓVENES BOLIVIANOS

OBISPO DELEGADO COMPARTE EL MENSAJE DE LOS JÓVENES BOLIVIANOS


El delegado de la Iglesia boliviana en el Sínodo de los Obispos, Mons. Stanislaw Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra, habla para Vatican News sobre el mensaje que ha traído al Sínodo de parte de los jóvenes del país sudamericano.

Mons. Stanislaw Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, “polaco de nacimiento pero boliviano de corazón” como él mismo se define, trabaja desde hace 33 años como misionero franciscano conventual en Bolivia en la Iglesia de Santa Cruz de la Sierra, donde además es, desde hace 17 años, el Obispo Auxiliar, nombrado por el Papa San Juan Pablo II. Con Mons. Jorge Saldías, Obispo Auxiliar de la Paz, han sido elegidos por la Conferencia Episcopal Boliviana como delegados para el Sínodo de los Obispos sobre "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

Entrevistado por nuestra colega Beata Zajaczkowska de la redacción polaca de Vatican News, Mons. Dowlaszewicz habla de las esperanzas de los jóvenes bolivianos y de la importancia de formar “jóvenes líderes evangelizadores”.
La Iglesia debe ser lugar privilegiado para los jóvenes

“Estamos aquí trabajando duro, pero muy contentos porque nos hemos encontrado con la Iglesia Universal, la Iglesia Católica – comienza diciendo el prelado. Y tenemos la gran preocupación de que los jóvenes encuentren en la Iglesia un lugar privilegiado, un lugar especial donde puedan encontrar a Cristo, que lo encontramos ahí, cuando estamos caminando, cuando se está en movimiento, cuando estamos en salida”.
La juventud, bendición para la Iglesia

El Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra explica cuál es su misión en el Sínodo: transmitir lo que la juventud boliviana le ha pedido.

“Ellos pidieron que yo sea su portavoz, no que yo exprese mi visión de la Iglesia sino que yo diga lo que ellos quieren que la Iglesia sea para el mundo de hoy y para ellos: un lugar donde ellos mismos van a poder vivir plenamente su compromiso bautismal de ser cristianos y católicos de vida y testimonio. Por eso, transmito también lo que ellos piden: que nosotros los pastores cambiemos nuestra manera de ver la juventud, que no es una carga sino que es una bendición para la Iglesia. La juventud con su entusiasmo, con su idealismo, enriquece a la Iglesia pero también nos recuerda que la juventud de hoy tiene derecho a equivocarse, de cometer errores y que también quiere sentirse después perdonada, acogida, como lo hacía Jesús. Por eso, piden que nuestras parroquias sean espacios donde ellos puedan sentir que es 'su casa', que no es la calle, sino la parroquia, la casa religiosa donde ellos se pueden encontrar".
El deseo de los jóvenes de ser “verdaderos evangelizadores”

"Hablando de la familia, los mismos jóvenes subrayan que ellos quieren ser verdaderamente evangelizadores – explica Mons. Dowlaszewicz – primero, en sus familias, y luego de sus compañeros, porque ellos están ahí donde el joven de hoy, donde la mayoría de la juventud se encuentra: en las plazas, las calles, las canchas, las universidades, los colegios, los lugares de trabajo... Por eso, son ellos los que quieren evangelizar a los demás, quieren transmitir ese idealismo suyo, donde verdaderamente el joven se siente llamado por Jesús a transformar el mundo que lo rodea y donde el joven es el centro de este mundo”.
Formar nuevos “líderes evangelizadores”

En la entrevista, Mons. Estanislado propone "que en nuestras Iglesias nacionales, locales, en las parroquias, se haga un gran esfuerzo para formar a los "nuevos líderes", "líderes evangelizadores”. "Dediquémonos a formar a los líderes – exhorta - el mismo joven como líder evangeliza al otro joven. Porque ésta es la Iglesia de los jóvenes. Ellos viven, entran y quieren experimentar la presencia de Dios pero en salida, como pide el Papa Francisco. Y los jovenes que nos acompañan - que son 36, de diversas partes del mundo - lo demuestran: si están aprobando nuestras presentaciones aplauden, si no es así, se quedan callados y no expresan nada".
En el Sínodo, el Espíritu Santo actúa a través de los jóvenes

“Pienso que el Sínodo de los Obispos que vivimos ahora, es un espacio donde verdaderamente el Espíritu Santo actúa de una manera joven a través de los jóvenes”, prosigue el Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra. Y denota cómo a veces, “puede ser que nosotros hayamos encerrado al Espíritu Santo en nuestros esquemas, en los papeles, en los documentos, pero siempre, no lo olvidemos, el Espíritu Santo encontrará un espacio para ‘salir’ de esto. Y creo que este espacio que Él ha encontrado perfectamente es este Sínodo con los jóvenes, porque los jóvenes siempre reflejan que Jesús, con su rostro, siempre es joven, como ha recordado el Papa Francisco en la misa inaugural, recordando las palabras del Papa Pablo VI que será canonizado el próximo domingo.

Obispos no actúen como barreras al Espíritu Santo

“Nosotros los Obispos – concluye Mons. Dowlaszewicz – no podemos ser las barreras opositoras al Espíritu Santo que otra vez demuestra que es Él quien mueve todo lo que es la Iglesia de hoy”.
VÍDEO DE LA VIDA DE NAZARIA EN BREVE

VÍDEO DE LA VIDA DE NAZARIA EN BREVE


Nazaria Ignacia, Fundadora de la Congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, nació en Madrid (España) el 10 de enero de 1889.

A la edad de 9 años preparándose para la primera comunión en el colegio de las Comendadoras del Espíritu Santo de Sevilla, sintió la primera llamada del Señor “Tú, Nazaria, sígueme”, a lo que Nazaria respondió “te seguiré lo más cerca que pueda una humana criatura”.

Los vaivenes económicos de la familia les llevaron a México; lugar donde ingresa, a la edad de 19 años, en las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. En 1912 fue destinada a Oruro-Bolivia, donde se dedicó durante doce años al cuidado de los ancianos.

Nazaria veía en ese pueblo “hambre de Dios, de cultura y de pan” y una voz interior le preguntaba cada vez con mayor insistencia “…Y tú ¿qué has hecho? ¿Qué haces por Cristo?...” Esta dura realidad política, social y religiosa del país, la motivaron a dar una respuesta audaz y el 16 de junio de 1925, dejó las Hermanitas para fundar la Congregación que el Señor le había inspirado.

La honda experiencia y comprensión que tuvo del Misterio de la Iglesia la fue plasmando en la Familia Religiosa.

Era necesario trabajar en: anunciar la Buena Noticia frente a una sociedad que ignoraba los valores evangélicos; realizar una acción misionera frente al laicismo, “bajando a la Calle”; trabajar en la promoción humana, principalmente de la mujer, frente a la falta de cultura; dar dignidad a la persona frente a la alienación “levantar al hombre de su postración”; luchar por la justicia frente a la opresión. Y todo esto, entre toda clase de personas, preferentemente entre los más pobres y necesitados.

A partir de la fundación el trabajo de Nazaria Ignacia y de las primeras misioneras fue incansable y se desarrolló sobre todo en las periferias de Oruro, Potosí y otros Departamentos, y en las zonas mineras y campesinas rurales. Una de sus grandes respuestas fue organizar en 1933 el primer Sindicato Obrero Femenino de Bolivia.

A pesar de su corta vida dejo fundadas las siguientes casas: En Bolivia: Oruro, Cochabamba, La Paz, Potosí y Santa Cruz. En Argentina: Buenos Aires. En Uruguay: Montevideo y Melo. En España: Madrid y Málaga.

El 6 de Julio de 1943 falleció en Buenos Aires, Argentina. Sus restos reposan en la ciudad de Oruro, en el lugar donde inició la Fundación.

Hoy la Congregación se encuentra en cuatro Continentes: Europa, América Latina, África y Asia.


¿POR QUÉ NAZARIA IGNACIA MARCH SERA SANTA?

¿POR QUÉ NAZARIA IGNACIA MARCH SERA SANTA?


El Santo Padre Papa Francisco ha reconocido como santa a Nazaria Ignacia, una religiosa que trabajó en Bolivia y que pidió ser enterrada aquí. Victoria, la receptora del milagro, recobró el habla y la memoria tras un disgnóstico de derrame cerebral severo.

El 26 de enero sucedió lo que tanto estaban esperando. Las Misioneras Cruzadas de la Iglesia recibieron la buena nueva de que el Papa Francisco había dado por válido el milagro de su fundadora, Nazaria Ignacia March, acontecido en Bolivia. Los emails y los ‘whatsapps’ inundaron sus comunicaciones y hasta su página web colapsó.

“Lo primero que hicimos fue rezar y tocar las campanas para que los vecinos se pregunten: ¿qué les pasa a las hermanas? Unas lloraron, otras se pusieron a escribir, cada una reaccionó según su quehacer”, cuenta la hermana María Jesús de Miguel, postuladora del proceso para la canonización de la beata Nazaria Ignacia. Ella está del otro lado del teléfono, en la casa generalicia de Madrid, sentada junto a la hermana María Victoria Azuara, la religiosa misionera española que vivió alrededor de 40 años en Bolivia en trabajo misional y quien fue la receptora del milagro obrado en Cochabamba.

En esta historia la hermana María Victoria se convierte en protagonista al ser la receptora del segundo milagro ocurrido en 2010 en Cochabamba cuando sufrió un derrame cerebral que la dejó sin habla y sin memoria, justo a ella, la encargada de recopilar la obra de Nazaria Ignacia, la fundadora de la congregación, que tenía unas 2.000 cartas, reflexiones, diarios y muchas cosas por decir.

Azuara ahora está a un paso de cumplir los 90 (en marzo), pero luce regia, no requiere de bastón para su andar ligero. Tiene la voz rasposa y es muy lúcida, capaz de citar fechas, lugares y personas, como las que circundaron en torno al milagro obrado en su salud.

Cuando se le hace notar su lucidez lanza una carcajada amplia y empieza a desmenuzar cada detalle, ávida por ampliar su historia y engrandecer a la fundadora de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, congregación religiosa que nació en Oruro y que ahora tiene presencia en muchos países.

Cómo sucedió el milagro
El 13 de octubre de 2010, la hermana María Victoria sufrió un derrame cerebral y quedó sin habla, perdiendo el sentido de ubicación. A pesar de ese diagnóstico, durante 12 días las hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia se unieron en oración pidiendo la intercesión de la beata para la recuperación de la religiosa.


“Por la tarde fui a la misa a la iglesia María Auxiliadora en La Paz (donde estaba de paso), al volver a casa perdí el sentido de las distancias, anduve más de la cuenta y llegué cuando la comunidad ya estaba cenando, estaba como ausente. Yo me comportaba como un robot, hacía lo que me decían y no protestaba de nada. No podía hablar, me preguntaban mi nombre y no lo podía decir, después de algunas pruebas médicas decidieron internarme porque tenía un derrame cerebral, todo esto me lo han contado porque yo no estaba consciente”, empieza a hilvanar Victoria.


Las hermanas de su casa en Cochabamba le hicieron cita con un neurólogo de esta ciudad, firmando un acta de baja voluntaria para la clínica en La Paz y con ese riesgo se la llevaron. En la clínica de los Olivos, ya en la Llajta, estuvo cuatro días en observación. El 18 de octubre se la llevaron a casa y María Victoria no hablaba más que palabras incoherentes. “Había perdido la memoria, no podía rezar y hasta se me olvidó la contraseña de la computadora”.


Un día por la mañana, en el desayuno, María Victoria pidió: “Pásenme la mantequilla, por favor”, causando el asombro en la mesa. A esas alturas el médico ya tenía los resultados de su resonancia magnética, unas 10 placas de su cerebro y no paraba de decir que se asombraba de que ella estuviera hablando. “Con esta resonancia usted no puede hablar. ¡Es que esto no puede ser! Esto es de Dios”, lo repitió muchas veces. A todas esas manifestaciones de asombro, la misionera le complementó: “Es de Dios, pero también de mi madre fundadora. Él me preguntó: ‘¿Por qué?’ Y yo le dije que estábamos esperando un segundo milagro de la madre fundadora (para que se convierta en santa). Le pregunté si podía poner por escrito el caso de mi enfermedad y curación sin secuelas y él aceptó”.


Un largo proceso
María Jesús de Miguel fue la hermana que hizo todo el papeleo, primero el proceso diocesano y luego el proceso en Roma. “Son más de 500 folios con 19 testigos, gente que había visto a la hermana en esos días. Hay también estudios con peritos médicos que determinaron que algo extraordinario había pasado. Finalmente, en septiembre de 2017, siete médicos italianos dijeron que verdaderamente lo que había pasado con María Victoria no tenía explicación científica y que se trataba de un milagro hecho por Dios con la intercesión de la beata Nazaria Ignacia.


Consumatum est (todo está hecho, en latín). Solo falta esperar después de Pascua para la fecha y lugar de la canonización (tal vez a finales de septiembre u octubre).
MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS POR LA CANONIZACIÓN DE NAZARIA IGNACIA

MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS POR LA CANONIZACIÓN DE NAZARIA IGNACIA


La Paz, Catedral Nuestra Señora de La Paz el domingo 14 de octubre a las 17:00.

Las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, Misioneras Seglares de la Iglesia y Laicos amigos, la delegación misionera de la Arquidiócesis de La Paz que han participado en el V Congreso Misionero; en comunión con nuestros Pastores, con alegría y gozo en el Señor les invitamos a participar de la Eucaristía de Acción de Gracias por la Canonización de Nazaria Ignacia March, Modelo de Santidad.

Celebración presidida por su Excelencia Mons. Angelo Accattino, Nuncio Apostólico en Bolivia.

Nazaria Ignacia es una Santa para la Iglesia Universal, pero es la primera Santa para Bolivia y es de mucha importancia que sus restos mortales estén en nuestro país, en la ciudad de Oruro y que ahora elevada a los altares interceda por nosotros y ahora  nos toca vivir como familia en la fe.

Programa

15:30 Concentración Lugar: Puerta del “Colegio Sagrados Corazones” Av. Mariscal Santa Cruz.

15:45 Procesión hacia la Catedral Nuestra Señora de La Paz.

17:00 Eucaristía de Acción de Gracias

sábado, 6 de octubre de 2018

JORNADA DE LA JUVENTUD PACEÑA

JORNADA DE LA JUVENTUD PACEÑA

La Pastoral Juvenil de La Paz nos hace llegar la invitación para los jóvenes de toda la Arquidiócesis de La Paz.
Es así que de forma textual dice: "Les enviamos el afiche de la Jornada Paceña de la Juventud que se realizará este sábado 13 de Octubre en el Seminario Mayor San Jerónimo a partir de las 13:30. Tendremos talleres de formación y animación.
Las inscripciones se realizarán hasta el 11 de octubre. Para cualquier información comuníquese con nosotros al teléfono 220384.

domingo, 30 de septiembre de 2018

HOMILÍA DEL DOMINGO XVI MONS EDMUNDO ABASTOFLOR

HOMILÍA DEL DOMINGO XVI MONS EDMUNDO ABASTOFLOR

Domingo vigésimo sexto del tiempo durante el año desde la Basílica Menor de San Francisco en La Paz. Mons. Edmundo Abastoflor, Arzobispo de La Paz. Homilía correspondiente.

"Los preceptos del Señor alegran el corazón y salmo dice que la ley del Señor es perfecta, la Palabra de Dios esta en esos preceptos, la Palabra de Dios es señal del amor de Dios. Nosotros tenemos que alegrarnos con la palabra y por supuesto tenemos que vivir la palabra de Dios. En el Evangelio al final nos esta diciendo que tenemos que cuidarnos, una palabra fuerte de parte del Señor.

Tenemos que cuidarnos,en nuestras actitudes, tratar de evitar el mal. Tenemos que tratar de evitar el pecado, que el bien reine, el que domine, el que nos oriente en nuestras vidas.

Los preceptos del Señor alegran el corazón, esos consejos de ser felices,  eso es lo que ha descubierto San Jerónimo, por ahí hace muchos siglos, en el siglo IV se ha enamorado de la Biblia, de la Palabra de Dios a tal punto que se ha dedicado y San Jerónimo es así modelo que lo que deben ser los sacerdotes, de lo que debemos ser nosotros también los Obispos, los seminaristas,  tenemos que apreciar a nuestros sacerdotes y tenemos que buscar vocaciones. Que vayan al seminario anunciado la Palabra de Dios con la boca, pero sobre todo con la vida...Hay que pedirle al Señor que sean apegados a la Palabra de Dios

Hoy día la Palabra de Dios nos esta diciendo algo especial y eso tanto en la primera lectura como en el Evangelio... no hay que ser celosos, el Espíritu de Dios se desparrama por donde quiera,  lo mismo en el Evangelio nos esta contando aquí San Marcos: que van a Jesús y le dicen que hay personas hablando en tu nombre, hay que prohibírselo, el que no esta contra nosotros, esta con nosotros, no tenemos que ser egoístas. Dios puede hablar también en otros hermanos...

Tenemos que tratar a otros como hermanos, porque somos hijos del mismo Dios y llevamos la misa palabra de Dios a los demás, por eso mismo no tenemos que ser egoístas, no como paceños, ni como bolivianos, tenemos que pensar en otros hermanos de otros pueblos, de otras partes que son también Hijos de Dios y tenemos que aprender.

Día de la hermandad de esas dos diócesis alemanas, cada año vienen 30 jóvenes de Alemania que van por toda Bolivia podemos aprender mucho de ellos de pero también pueden aprender mucho y aprenden mucho de nosotros, y nos respetan y nos tratan de igual a igual y nos respetan también y por eso hay que rezar para ellos también, nuestros hermanos aymaras, que linda cultura tienen, que lindas cosas que hay y tantas cosas que hay para aprender, nuestros hermanos Quechuas, hermanos de ascendencia española.

Mañana va haber  esa sentencia de la Haya y todos esperamos... pero tenemos que considerar a los habitantes de Chile como hermanos, es más lo que nos une que lo que nos separa, tengamos mar o no tenemos que aprender a compartir con ellos, trabajar juntos, trabajar como hermanos como una sola familia, que seamos como un solo pueblo, que caminemos hacia la integración de todos nuestros pueblos."

“Todos somos hijos de Dios”, afirmó Mons. Edmundo Abastoflor, Arzobispo de la Arquidiócesis de La Paz, en la Eucaristía dominical. En la que destacó la fiesta de San Jerónimo, el inicio de la Semana de Hermandad  y la esperanza en el fallo de la Haya.
EL PAPA PIDE REZAR EL ROSARIO CADA DÍA EN OCTUBRE

EL PAPA PIDE REZAR EL ROSARIO CADA DÍA EN OCTUBRE



El Santo Padre ha decidido invitar a todos los fieles, de todo el mundo, a rezar cada día el Santo Rosario durante todo el mes mariano de octubre y a unirse así en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, para pedir a santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del diablo, que siempre pretende separarnos de Dios y entre nosotros.

Recientemente, antes de partir a los Países Bálticos, el Santo Padre se reunió con el P. Fréderic Fornos S.I., Director internacional de la Red Mundial de Oración por el Papa, y le pidió que difundiera su llamamiento a todos los fieles del mundo, invitándoles a terminar el rezo del Rosario con la antigua invocación "Sub tuum praesídium" y con la oración a San Miguel Arcángel, que protege y ayuda en la lucha contra el mal (ver Apocalipsis 12, 7-12).

La oración –afirmó el Pontífice hace pocos días, el 11 de septiembre, en una homilía en Santa Marta, citando el primer capítulo del Libro de Job– es el arma contra el gran acusador que "vaga por el mundo en busca de acusaciones". Solo la oración puede derrotarlo. Los místicos rusos y los grandes santos de todas las tradiciones aconsejaban, en momentos de turbulencia espiritual, protegerse bajo el manto de la santa Madre de Dios pronunciando la invocación "Sub tuum praesídium".

La invocación "Sub tuum praesídium" dice así:

“Sub tuum praesídium confúgimus,
sancta Dei Génetrix;
nostras deprecatiónes ne despícias in necessitátibus,
sed a perículis cunctis líbera nos semper,
Virgo gloriósa et benedícta”.

[Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ìoh, siempre virgen, gloriosa y bendita!]

Con esta solicitud de intercesión, el Santo Padre pide a los fieles de todo el mundo que recen para que la Santa Madre de Dios, ponga a la Iglesia bajo su manto protector, para defenderla de los ataques del maligno, el gran acusador, y hacerla, al mismo tiempo, siempre más consciente de las culpas, de los errores, de los abusos cometidos en el presente y en el pasado y comprometida a luchar sin ninguna vacilación para que el mal no prevalezca.

El Santo Padre también ha pedido que el rezo del Santo Rosario durante el mes de octubre concluya con la oración escrita por León XIII:

“Sancte Míchael Archángele, defénde nos in próelio;
contra nequítiam et insídias diáboli esto praesídium.
Imperet illi Deus, súpplices deprecámur,
tuque, Prínceps milítiae caeléstis,
Sátanam aliósque spíritus malígnos,
qui ad perditiónem animárum pervagántur in mundo,
divína virtúte, in inférnum detrúde. Amen”.

[San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la milicia celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.]