Publicidad

lunes, 16 de julio de 2018

CAPILLA DEL CARMEN CELEBRA 300 AÑOS DE FUNDACIÓN

CAPILLA DEL CARMEN CELEBRA 300 AÑOS DE FUNDACIÓN



La Iglesia del Carmen ubicada en la ciudad de La Paz, Bolivia . Fue fundada en el año 1718, destaca su fachada barroca con columnas lisas y capiteles, labrados por dos filas de hojas de acanto .

La iglesia es de una sola nave con bóveda de cañón. Su falsa bóveda es de estilo gótico , lo que contrasta con el resto, de estilo barroco. Posee tres retablos; el central tiene una decoración sencilla y los laterales muestran columnas de ornamentación recargada. El sagrario de plata data de finales del siglo XVII.

Convento fundado en 1718 en honor de San José y Santa Teresa de Avila, antiguo monasterio carmelita, en esta iglesia se venera a Nuestra Señora de Carmen, conocida como: "La Linda" o la "Revolucionaria" por la revuelta del 16 de julio de 1809. Patrona de Bolivia y de las Fuerzas Armadas del Estado Plurinacional, su fachada data del siglo XVIII, tiene una nave única con cañón corrido. Se encuentra ubicada en la Zona central. Calle Ballivián esq. Colón.

LA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL MONTE CARMELO



La Virgen del Carmen que se encuentra en la ciudad de La Paz, fue traída por las monjas Carmelitas descalzas para fundar su Monasterio dedicado a San José en la época colonial, de estilo barroco, obra del siglo XVII, es de autor anónimo.

Aprovechando su procesión en la fiesta de la virgen el 16 de julio de 1809 estallo la revolución libertaria en La Paz en contra de las autoridades coloniales españolas, días después, los patriotas volvieron a sacar en procesión la imagen de la virgen, en acción de gracias por el triunfo del levantamiento, pero esta vez con el gorro frigio de la libertad en vez de la corona y con un sable en la mano. Luego recuperada la ciudad de La Paz por el ejército Español la imagen de la virgen fue condenada por complicidad con los rebeldes a permanecer en un calabozo.

El santo Padre el Papa Pío IX, por breve de 27 del mes de junio del año 1829. Declaró a la Bienaventurada Virgen María, bajo la advocación del Carmen, Patrona de toda la república Boliviana.

En el año de 1855, por otro breve, el Santo Padre restituyó la celebración de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen a su propio día, que es el 16 de julio, con obligación de ambos preceptos.

El congreso Nacional en ley especial, aprobó el Decreto Pontificio, declarando a la Virgen del Carmen patrona de Bolivia el 17 de noviembre de 1855. Posteriormente, por ley del 11 de octubre de 1948 fue proclamada “Generala y Patrona de las Fuerzas Armadas de la Nación”.

Además, en 1964 se la reconoce como patrona de la Asociación de Beneméritos de la Patria del Regimiento Illimani.

La ordenanza 377/2011 del Gobierno Municipal de La Paz, declaró patrimonio material e inmaterial, histórico y religioso del municipio de La Paz a la imagen de la Virgen del Carmen y la festividad religiosa del 16 de julio.
SALUDOS POR EL 16 DE JULIO CONSEJO ARQUIDIOCESANO DE LAICOS

SALUDOS POR EL 16 DE JULIO CONSEJO ARQUIDIOCESANO DE LAICOS


SALUTACIÓN A LA ÍNCLITA CIUDAD DE LA PAZ EN EL 209 ANIVERSARIO DEL PRIMER GRITO LIBERTARIO DE AMÉRICA

Nuestra ciudad nació a la vida bajo el amparo de la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de la paz y nació a la libertad bajo la guía de Nuestea Señora del Carmen.

Por eso la presencia de María es vital para la vida de nuestra ciudad, que se manifiesta en la vocación de servicio que caracteriza al paceño y a quienes habitan esta urbe.

Pero, también está presente la voluntad de justicia, búsqueda del bien común y de defensa de la libertad.

Saludamos, pues a todos quienes habitan esta grandiosa ciudad y rogamos a Dios que nos bendiga y preserve en nosotros esas actitudes heredadas de Nuestra Madre y las agrande para bien, no sólo nuestro, sino de todo nuestro país.

Asimismo, rogamos a Dios para que no perdamos la voluntad de defender la dignidad de la persona, a la familia y la libertad basada en la justicia y el bienestar común.

Invocamos la intercesión de la Santísima Virgen María para que prevalezca la paz y la unidad y que vengan días mejores para nuestra Bolivia.




La Paz, julio de 2018, festividad de Nuestra Señora del Carmen
CELEBRACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS POR LA EFEMÉRIDES DE LA PAZ

CELEBRACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS POR LA EFEMÉRIDES DE LA PAZ



Estimados hermanos y hermanas:

Invitamos a ustedes a la Celebración Eucarística por la Efemérides de nuestra ciudad de La Paz, el día lunes 16 de julio a las 10:30, en la Catedral Metropolitana, Solemnidad de Nuestra Señora del Carmen.


En esta Celebración, la Iglesia de La Paz dará la bienvenida al Señor Cardenal Toribio Ticona, y se hará el envío a los misioneros que participaron en el V CAM.


Esperamos la presencia de ustedes para ratificar nuestra comunión eclesial y nuestro compromiso con esta ciudad y con su gente, así como una muestra de cercanía a nuestro Cardenal.



Con mucho afecto:

Mons. Edmundo Abastoflor y Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis.

martes, 3 de julio de 2018

BIENVENIDA AL CARDENAL TORIBIO  EN LA PAZ

BIENVENIDA AL CARDENAL TORIBIO EN LA PAZ


Con alegría, recibamos a nuestro Cardenal Toribio

_“Qué hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz…”_ (Isaías 52, 7)

La Arquidiócesis de La Paz, la Diócesis de El Alto,  el Obispado Castrense y la Conferencia Episcopal Boliviana comunican con alegría la llegada de Su Eminencia, Cardenal Toribio Ticona, luego de los Actos de su Investidura en El Vaticano, arribo que tendrá lugar este miércoles, 4 de julio a horas 16:00, en el Aeropuerto Internacional de El Alto.

Luego del recibimiento en el aeropuerto, la Caravana se dirigirá al Seminario Mayor San Jerónimo de la ciudad de La Paz, siguiendo la autopista, avenida Montes, avenida Uruguay y avenida Armentia. El recibimiento concluirá con la oración y bendición de Su Eminencia.

Los Obispos de Bolivia, junto al pueblo de Dios, queremos agradecer a Dios el don de la vida y ministerio del Cardenal  Ticona. Invitamos particularmente a todo el pueblo católico a sumarse a estas expresiones de acogida, alegría  y fe saliendo al paso de la Caravana con pancartas, banderas o flores.

Que María Nuestra Madre, Reina de la Paz, interceda por el don de la unidad entre todos sus hijos.


La Paz, 3 de julio de 2018

jueves, 28 de junio de 2018

TITULO DE PARROQUIA PARA CARDENAL TORIBIO PORCO

TITULO DE PARROQUIA PARA CARDENAL TORIBIO PORCO


Santi Gioacchino ed Anna al Tuscolano es una iglesia en Roma. La iglesia está dedicada a los Santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen María.

El 28 de junio de 1988, esta iglesia se erigió como un título cardinal. Los sacerdotes cardinales afiliados a esta iglesia han sido Hans Hermann Groer, OSB y Keith O'Brien. El título cardinal está ahora vacante con la muerte del Cardenal Keith O'Brien en 2018.

28 de junio de 2018 el Santo Padre Francisco en el Consistorio de la Creación de nuevos Cardenales, ha dado el título a su Eminencia Toribio Cardenal Porco Ticona.
CONSISTORIO ORDINARIO PÚBLICO PALABRAS DEL PAPA

CONSISTORIO ORDINARIO PÚBLICO PALABRAS DEL PAPA



Esta tarde a las 16.00, en la Basílica Vaticana, el Santo Padre Francisco ha celebrado un Consistorio Ordinario Público para la creación de catorce nuevos cardenales, la imposición de la birreta, la entrega del anillo y la asignación del Título o Diaconía.

La celebración ha comenzado con el saludo, la oración y la lectura de un pasaje del evangelio según San Marcos (10, 32-45) y a continuación el Papa ha pronunciado su homilía.

Posteriormente, el Santo Padre ha leído la fórmula de creación y ha proclamado solemnemente los nombres de los nuevos cardenales anunciando el Orden presbiteral o diaconal. El rito ha continuado con la profesión de fe de los nuevos cardenales ante el pueblo de Dios y el juramento de fidelidad y obediencia al Papa Francisco y a sus sucesores.

Los nuevos cardenales, según el orden de creación se han arrodillado ante el Santo Padre que les ha impuesto el solideo y la birreta cardenalicia, les ha entregado el anillo y asignado a cada uno una iglesia de Roma como signo de participación en la solicitud pastoral del Papa en la Urbe.

Tras la consigna de la bula de creación cardenalicia y de asignación del Título o de la Diaconía, el Santo Padre Francisco ha intercambiado con cada nuevo cardenal el abrazo de la paz.

Sigue la homilía que el Santo Padre ha pronunciado durante el Consistorio:

Homilía del Santo Padre

«Estaban subiendo por el camino hacia Jerusalén y Jesús iba delante de ellos» (Mc 10,32).[1]

El comienzo de este paradigmático pasaje en Marcos siempre nos ayuda a ver cómo el Señor cuida de su pueblo con una pedagogía sin igual. De camino a Jerusalén, Jesús no deja de primerear a los suyos.

Jerusalén es la hora de las grandes determinaciones y decisiones. Todos sabemos que los momentos importantes y cruciales en la vida dejan hablar al corazón y muestran las intenciones y las tensiones que nos habitan. Tales encrucijadas de la existencia nos interpelan y logran sacar a la luz búsquedas y deseos no siempre transparentes del corazón humano. Así lo revela, con toda simplicidad y realismo, el pasaje del Evangelio que acabamos de escuchar. Frente al tercer y más cruel anuncio de la pasión, el evangelista no teme desvelar ciertos secretos del corazón de los discípulos: búsqueda de los primeros puestos, celos, envidias, intrigas, arreglos y acomodos; una lógica que no solo carcome y corroe desde dentro las relaciones entre ellos, sino que además los encierra y enreda en discusiones inútiles y poco relevantes. Pero Jesús no se detiene en ello, sino que se adelanta, los primerea y enfáticamente les dice: «No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor» (Mc 10,43). Con esa actitud, el Señor busca recentrar la mirada y el corazón de sus discípulos, no permitiendo que las discusiones estériles y autorreferenciales ganen espacio en el seno de la comunidad. ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se está corroído por dentro? ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se vive atrapado en intrigas asfixiantes que secan y vuelven estéril el corazón y la misión? En esta situación —como alguien hacía notar— se podrían vislumbrar ya las intrigas palaciegas, también en las curias eclesiásticas.

«No será así entre vosotros», respuesta del Señor que, en primer lugar, es una invitación y una apuesta a recuperar lo mejor que hay en los discípulos y así no dejarse derrotar y encerrar por lógicas mundanas que desvían la mirada de lo importante. «No será así entre vosotros» es la voz del Señor que salva a la comunidad de mirarse demasiado a sí misma en lugar de poner la mirada, los recursos, las expectativas y el corazón en lo importante: la misión.

Y así Jesús nos enseña que la conversión, la transformación del corazón y la reforma de la Iglesia siempre es y será en clave misionera, pues supone dejar de ver y velar por los propios intereses para mirar y velar por los intereses del Padre. La conversión de nuestros pecados, de nuestros egoísmos no es ni será nunca un fin en sí misma, sino que apunta principalmente a crecer en fidelidad y disponibilidad para abrazar la misión. Y esto de modo que, a la hora de la verdad, especialmente en los momentos difíciles de nuestros hermanos, estemos bien dispuestos y disponibles para acompañar y recibir a todos y a cada uno, y no nos vayamos convirtiendo en exquisitos expulsivos o por cuestiones de estrechez de miradas[2] o, lo que sería peor, por estar discutiendo y pensando entre nosotros quién será el más importante. Cuando nos olvidamos de la misión, cuando perdemos de vista el rostro concreto de nuestros hermanos, nuestra vida se clausura en la búsqueda de los propios intereses y seguridades. Así comienza a crecer el resentimiento, la tristeza y la desazón. Poco a poco queda menos espacio para los demás, para la comunidad eclesial, para los pobres, para escuchar la voz del Señor. Así se pierde la alegría, y se termina secando el corazón (cf. Exhort. Ap. Evangelii Gaudium, 2).

«No será así entre vosotros —nos dice el Señor—, […] el que quiera ser primero, sea esclavo de todos» (Mc 10,43-44). Es la bienaventuranza y el magníficat que cada día estamos invitados a entonar. Es la invitación que el Señor nos hace para no olvidarnos que la autoridad en la Iglesia crece en esa capacidad de dignificar, de ungir al otro, para sanar sus heridas y su esperanza tantas veces dañada. Es recordar que estamos aquí porque hemos sido enviados a «evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor» (Lc 4,18-19).

Queridos hermanos Cardenales y neo-Cardenales: Mientras vamos de camino a Jerusalén, el Señor se nos adelanta para recordarnos una y otra vez que la única autoridad creíble es la que nace de ponerse a los pies de los otros para servir a Cristo. Es la que surge de no olvidarse que Jesús, antes de inclinar su cabeza en la cruz, no tuvo miedo ni reparo de inclinarse ante sus discípulos y lavarles los pies. Esa es la mayor condecoración que podemos obtener, la mayor promoción que se nos puede otorgar: servir a Cristo en el pueblo fiel de Dios, en el hambriento, en el olvidado, en el encarcelado, en el enfermo, en el tóxico-dependiente, en el abandonado, en personas concretas con sus historias y esperanzas, con sus ilusiones y desilusiones, sus dolores y heridas. Solo así, la autoridad del pastor tendrá sabor a Evangelio, y no será como «un metal que resuena o un címbalo que aturde» (1 Co 13,1). Ninguno de nosotros debe sentirse “superior” a nadie. Ningunos de nosotros debe mirar a los demás por sobre el hombro, desde arriba. Únicamente nos es lícito mirar a una persona desde arriba hacia abajo, cuando la ayudamos a levantarse.

Quisiera recordar con vosotros parte del testamento espiritual de san Juan XXIII que adelantándose en el camino pudo decir: «Nacido pobre, pero de honrada y humilde familia, estoy particularmente contento de morir pobre, habiendo distribuido según las diversas exigencias de mi vida sencilla y modesta, al servicio de los pobres y de la santa Iglesia que me ha alimentado, cuanto he tenido entre las manos —poca cosa por otra parte— durante los años de mi sacerdocio y de mi episcopado. Aparentes opulencias ocultaron con frecuencia espinas escondidas de dolorosa pobreza y me impidieron dar siempre con largueza lo que hubiera deseado. Doy gracias a Dios por esta gracia de la pobreza de la que hice voto en mi juventud, como sacerdote del Sagrado Corazón, pobreza de espíritu y pobreza real; que me ayudó a no pedir nunca nada, ni puestos, ni dinero, ni favores, nunca, ni para mí ni para mis parientes o amigos» (29 junio 1954).



______________________



[1] El verbo proago es el mismo con el que Cristo resucitado anuncia a sus discípulos que los “precederá” en Galilea (cf. Mc 16,7).

[2] Cf. Jorge Mario Bergoglio, Ejercicios Espirituales a los obispos españoles, 2006.

miércoles, 27 de junio de 2018

PROGRAMA DE LA CELEBRACIÓN DEL CONSISTORIO Y LA MISA POR EL PAPA

PROGRAMA DE LA CELEBRACIÓN DEL CONSISTORIO Y LA MISA POR EL PAPA




El cardenal Toribio Porco viajo el domingo y arribó ayer a Roma a las 8:30 (14:30 hora de Bolivia) después de 14 horas de vuelo, llegó solo con su asistente Pablo Ponce y lo recibió el embajador de Bolivia en el Vaticano, Julio César Caballero. Inmediatamente fue conducido a la que será su residencia por al menos 10 días, la casa Santa Marta, adyacente a la basílica de San Pedro. Ahí mismo mora el papa Francisco y en palabras del diplomático Caballero, nuestro prelado emérito de Coro Coro ya goza de los privilegios de un cardenal.

“Llegó bastante cansado y con el efecto del jet lag (síndrome de cambio de zona horaria)”, comentó el diplomático que está atareado organizando una cena de regocijo en su honor.

El prelado de 81 años estará en la ceremonia central denominada Consistorio ordinario público para la creación de nuevos cardenales que se realizará el jueves 28, para investir a 14 nuevos cardenales. La misma dura aproximadamente dos horas y se efectuará en la basílica de San Pedro, presidida por el Papa en persona.

Se estila que a esta ceremonia acudan en calidad de invitados todo el cuerpo diplomático del Vaticano y los familiares de los cardenales que pudieron llegar hasta allá. A su vez, la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana emitió un comunicado que da cuenta de que una delegación de la Iglesia partirá para acompañar a Ticona. La misma estará encabezada por monseñor Ricardo Centellas (presidente) y Monseñor Óscar Aparicio (vicepresidente), además de Monseñor Edmundo Abastoflor (Arzobispo de La Paz) y monseñor Percy Galván (sucesor de monseñor Toribio en la Prelatura de Coro Coro).

Otro asistente a la ceremonia es el presidente Evo Morales, a quien en las últimas horas la CEB cursó una invitación para participar de estos actos y para que, “con su presencia, represente a los bolivianos en este acontecimiento que resalta el compromiso de la Iglesia Católica con los más pobres”.

La alegría por la designación del segundo cardenal boliviano (el primero fue Julio Terrazas) es evidente a medida que se acerca la hora del acto de investidura. En palabras de Caballero: “Es una gran alegría cuando se logra tener un cardenal. Los cardenales son un selecto grupo que está al lado del santo padre, es tener en la oreja del papa Francisco las palabras de los bolivianos”.

Agregó que a cada cardenal investido se le asigna una parroquia en Roma. “No sabemos aún cuál será la nuestra, pero esta se convertirá en la parroquia de los bolivianos”, concluyó.

Desde la Iglesia

El rito se ha simplificado con el tiempo y que en la actualidad consta de tres momentos importantes: la entrega de la birreta, del anillo y del título, además de la homilía del papa.

Explicó además que los cardenales son colaboradores y consejeros del papa, tienen una relación más cercana con él y fundamentalmente son electores y elegibles. “En el caso de que haya un cónclave y se tuviera que elegir un nuevo Papa. Ahí radica una de las diferencias principales entre un cardenal y un cardenal emérito (como será nombrado Ticona), pues a este último el código de derecho canónico establece ciertos límites, fundamentalmente por la edad”.

Su Eminencia Ticona como emérito  ya no tiene la obligación de asistir a las reuniones de la CEB, sin embargo siempre va. “A pesar de su condición por el Parkinson y de que ya no tiene la responsabilidad, se hace presente, lo cual muestra que quiere seguir en plena comunión con la Conferencia Episcopal. 

El programa del Jueves 28 de junio 2018

Celebración de la Creación de nuevos Cardenales "Consistorio"

Se realizará el jueves a las 16:00  hora de Roma (10:00AM hora de Bolivia) en la basílica de San Pedro. Allí se va a nombrar como cardenales a 14 hombres de fe de diferentes partes.

Paso 1 de la Celebración
Saludo litúrgico, oración, lectura del Evangelio (Mc 10. 32-45).

Paso 2
El primero de los nuevos cardenales se dirige entonces al santo padre en nombre de todos.

Paso 3
Homilía del papa.

Paso 4
El papa lee la fórmula de creación y proclama solemnemente los nombres de los nuevos cardenales, su título o diaconía.

Paso 5
Sigue la profesión de fe (el credo) y el juramento.

Paso 6
Cada nuevo cardenal se aproxima al santo padre y se arrodilla ante él para recibir el birrete cardenalicio, el anillo cardenalicio y la asignación de un título.

Paso 7
El rito concluye con el rezo del Padrenuestro.

Paso 8
El viernes, el papa celebra misa con los nuevos cardenales.