viernes, 1 de junio de 2018

CARDENAL TORIBIO PRESIDIÓ El CORPUS CHRISTI Y SU MENSAJE



La Arquidiócesis de La Paz celebró con gozo la Solemnidad del Cuerpo y de la Sangre de Cristo en el teatro al aire libre Jaime Laredo. Presidida por su Eminencia Señor Toribio Cardenal Porco Ticona que además cardenal, celebró también 32 años de su ordenación sacerdotal y pidió a los feligreses que la fiesta sea un momento de unión con el Señor.

El altar fue bellamente decorado por el ANE, el Seminario Mayor San Jerónimo y los arreglos florales gracias a las hermanas “Hojas de la Iglesia”

Las diferentes comisiones previstas para mencionada celebración trabajaron días con los preparativos.

En el altar estaba la imagen de la beata Nazaria Ignacia, española de nacionalidad, aunque pasó la mayor parte de su vida en Oruro y es considerada como la primera santa boliviana. Nazaria será beatificada el próximo 14 de octubre por el papa Francisco. 

Al inicio de la celebración el Arzobispo de La Paz hizo notar tres aspectos sensibles como un gran detalle del Señor, el regalo del Santo Padre y como don de Dios en la persona de Mons. Toribio "nuestro Cardenal" Dios ha inspirado en el Papa y ahora a nosotros con la mirada de fe reconcer: la pobreza, la vejez y la enfermedad de su servidor para el Espíritu Santo lo siga asistiendo en su vida. 

En la homilía el Cardenal hizo resaltar algunos puntos: “La palabra de Dios en la Fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, nos refiere a dos alianzas ratificadas con la sangre, la primera Alianza en el Antiguo Testamento con sangre de animales como nos dice la carta a los Hebreros, como un rito para dar una purificación exterior, en tanto que en la segunda y definitiva Alianza la sangre es la de Jesús, el ungido para darnos vida y vida en abundancia.”

“Hay que vivir en nuestra vida, nuestro trabajo, nuestro hogar a través de la palabra de Jesús”

El cardenal manifestó que todos “Recibir el cuerpo y la sangre de Cristo nos compromete a expandir el Reino de Dios en nuestra vida, en nuestros colegios, en el trabajo buscando la unidad, la paz, la libertad, la santidad de respeto.”

"El cuerpo y sangre del señor nos libra de todos nuestros pecados, hemos sido lavados con su sangre de todos los pecados", recalcó el cardenal.

“Quiero con ustedes agradecer al Dios de la vida y de la historia y al Santo Padre Francisco en la persona de nuestro nuncio Apostólico y a todos ustedes pedirles que me ayuden orando para un hermano nuestro, quizás el último de ustedes hermanos obispos, pero Dios tiene sus razones y nuestras mentes ignoran. Y Jesús dijo: los últimos serán los primeros; yo he sido siempre en la Conferencia Episcopal el último, pero Dios en vida me ha ayudado siempre desde que he nacido.”

“No sé con qué agradecerle y por eso muchísimas gracias cada uno de ustedes quienes me han obsequiado regalos, me han, visitado, felicitado, yo en mi vida hasta que Dios me llame; rezare por cada uno de ustedes para que el Dios de la vida y de la historia les acompañe. Amén”

SHARE THIS

El Arzobispado de La Paz, trabajando junto a sus parroquias para brindar información eclesiástica desde Bolivia - Agencia de Noticias de la Alegría.

0 comentarios: